Shockloss post injerto capilar

Shockloss post injerto capilar

Después de un injerto capilar, todos los paciente esperan con ansias el momento en el que el pelo comienza a crecer. Sin embargo, antes de que esto ocurra, todos pasan por un proceso de cambios bastante bruscos, pero son pasajeros. Nos estamos refiriendo al Shockloss, que supone una caída del cabello que tiende a alterar a quienes se han sometido a un procedimiento de injerto capilar. Por suerte, todo tiene una explicación y aquí te la damos completa.

¿Qué significa el término shockloss?

Se conoce como shockloss a la pérdida de cabello después de una intervención de injerto capilar. Este proceso postraumático ocurre en la zona que ha recibido el implante, considerándose así un efecto secundario del proceso quirúrgico. Cabe mencionar que el implante de pelo consiste en el traslado de folículos pilosos de una zona donante a aquella que está sufriendo de alopecia.

Aunque se usen técnicas de implantología capilar de última generación o se usen los mejores instrumentos quirúrgicos del mercado, existe una alta probabilidad de que ocurra el shockloss. Por supuesto, es una situación que genera gran preocupación al paciente ya que cree que no ha resultado efectivo el implante.

Por otro lado, existen soluciones para evitar la caída del pelo en el proceso posoperatorio. Además, es importante señalar que, aunque se caiga el cabello, este volverá a crecer pues lo que se ha logrado con el implante es estimular la zona donde antes no creía el cabello.

El shockloss también es conocido como shedding o efluvio telógeno. No se debe considerar un problema y mucho menos una consecuencia de un mal procedimiento. Es totalmente normal que se caiga el pelo pues los folículos pilosos que están en una etapa de desarrollo, pasan a estar en reposo, lo que puede causar que este se caiga. Pero como su ciclo natural, este volverá a nacer, y con mucha más calidad y fuerza que antes.

calvicie injerto capilar

¿Por qué es importante el posoperatorio tras un injerto?

La importancia del posoperatorio de un injerto capilar, está muy relacionado con el Shockloss. De hecho, todos los pacientes son propensos a que se desencadene en ellos una pérdida de pelo en la zona donadora.

Esto depende también del tipo de técnica que se use para hacer el implante. Por ejemplo, la técnica FUE consiste en que el folículo extraído se obtiene bajo presión. En algunos casos, este impacto crea un daño en el mismo, lo que puede provocar su muerte, pero al mismo tiempo que no nazca un nuevo cabello.

Mientras tanto, la técnica FUT, es menos propensa a que ocurra el shockloss. En este caso, la pérdida podría ocasionarse a otras circunstancias, como que no se cierre bien la herida de donde se ha extraído el folículo a donar.

Ahora bien, no solo ocurre shocloss en la zona donante, también la zona receptora puede ser sufrir caída del cabello. Las causas más comunes para que esto ocurra son:

  • Estrés después de la operación, que influye sobre la resistencia del cabello.
  • Traslado muy cercano a otros folículos, causando así incisiones grandes.
  • Toque de un folículo sano con la aguja de micropunciones.

Teniendo en cuenta esto, lo mejor es que el paciente tenga reposo después de la intervención de injerto capilar. Más que por su salud en general, se trata de evitar que el cabello implantado reciba un impacto que lo haga debilitarse y, en consecuencia, caerse. Entonces, lo mejor es seguir las recomendaciones dadas por el especialista para lograr un resultado satisfactorio y duradero.

Crecimiento del pelo tras el injerto capilar

Aunque el procedimiento es rápido, la aparición de los resultados no es tan veloz como se cree. De hecho, el shockloss puede retrasar el proceso, teniendo el paciente que esperar hasta un año para ver los resultados finales del injerto capilar. Es tarea del especialista, explicar en detalle como irá evolucionando el proceso, pero también resaltar que los cambios que se produzcan pueden variar según el paciente.

No siempre el proceso es igual, pero si podemos tener una idea de cómo irá creciendo el cabello si te sometes a un tratamiento de injerto capilar en la Clínica capilar March.

Mes 1 tras implante capilar

Lo primero que tiene que ocurrir después de un injerto capilar es la cicatrización del cuero cabelludo y también en la zona donante y la receptora. Por eso, en los primeros días, el paciente puede notar una inflamación ligera en ambas áreas. La buena noticia es que este efecto no superará los tres días después de la intervención.

También es bastante común que la zona injertada se muestre de un tono más rojizo de lo normal. Esta característica también irá desapareciendo, aunque un poco más lento y dependiendo de cada paciente.

Entre los días 10 a 12, el paciente comenzará a notar los granitos o costras, señal de una buena cicatrización. No obstante, se recomienda al paciente, lavarse el cabello con mucha suavidad ya que estas deben caerse por sí solas. Así que está completamente prohibido rascarse la cabeza ya que de la buena cicatrización dependerá el resultado final que tendrá el implante.

El nuevo pelo irá apareciendo después de la tercera semana. Cuando se sientan como granos en el cuero cabelludo, es porque ya el nuevo pelo está buscando salida de debajo de la piel.

Para hacerse las curas, se recomienda esperar hasta 48 horas después de la intervención. La siguiente limpieza se realiza en el día 10 y posteriormente, una tercera vez, cuando ya el cabello ha comenzado a salir. Lo mejor es acudir a una clínica especialista para realizar estos procedimientos de limpieza, así se garantiza un mejor resultado.

6 meses después del implante capilar

Para el mes seis, son más notables los efectos del crecimiento, además que ya ha ocurrido el shockloss. Esto quiere decir que ya tendremos hebras con fuerza y volumen que se notarán en toda la zona que antes era calva.

Claro está, los resultados finales no se ven hasta que se ha cumplido el año. Sin embargo, ya es posible ver algunos efectos, lo que supone un alivio para el paciente. Pero si todavía no has visto un cambio drástico, no te preocupes pues estás en mitad de proceso. Más bien, se recomienda al paciente que acuda a una cita médica para una revisión y control de la evolución del paciente.

12 meses después del implante capilar

Ya ha pasado un año, y se puede notar un cabello más denso y con un constante crecimiento. Para este punto, cuando el cabello se cae, este se comportará de forma natural para su recuperación. De manera que cada mes verás un crecimiento de por lo menos un centímetro de tu cabello.

Después del año, ya es posible córtalo, moldearlo, e incluso teñirlo porque estamos ante un cabello natural saludable. No obstante, el paciente debe someterse a tratamientos contra la calvicie para evitar que esto vuelva a ocurrir.

18 meses tras implante capilar

Estamos ante los resultados finales. Sin embargo, esto puede mejorar aún más después de los 18 meses del injerto capilar. Esto se debe a que, en algunos pacientes, el proceso es mucho más lento. Así que puede pasar todo este tiempo para que realmente noten el cambio que ellos buscaban al someterse al tratamiento de injerto capilar.

Vale mencionar que el tiempo para ver los resultados finales, varía de paciente en paciente. Por ello, es importante recurrir a profesionales para realizar un control de calidad sobre el injerto capilar y así garantizar que el proceso culmine con total éxito para el paciente.

¿El shockloss siempre se produce después de un trasplante capilar?

En todos los casos, ocurre el shockloss después del injerto capilar. De hecho, es muy bajo el porcentaje de pacientes a quienes no les ha ocurrido una caída del pelo después del procedimiento. Por lo tanto, no es algo de lo que preocuparse.

Aunque el cabello se caiga, el paciente tiene total seguridad de que este volverá a crecer con total normalidad. En cuestión de semanas, desaparecerán esos huecos que se han producido por el shockloss y veremos cómo se da paso a un nuevo cabello, producto del injerto capilar.

¿Debería preocuparme por el shockloss?

Claro que no. El shockloss es un proceso totalmente natural después de un injerto capilar. En la Clínica Capilar March tenemos especialistas que realizaran una revisión constante de tu proceso, garantizándote así que la pérdida que has tenido es resultado normal de la intervención y que en unas cuantas semanas comenzará a aparecer un cabello nuevo y más sano.

Al tener asesoría completa de profesionales de la medicina estética, los pacientes que se someten al injerto capilar pueden estar más tranquilos ya que se les ofrece información completa de lo que ocurre en la zona receptora del injerto. Sin mencionar que se les ofrece herramientas efectivas para evitar el shockloss o cualquier otro efecto secundario del injerto capilar.

¿Quieres realizarte un injerto capilar o consultar alguna duda?

Ante cualquier duda o si quieres pedir una cita para hacerte un injerto capilar, estamos disponibles 24/7 para ti. Los médicos de la Clínica capilar March están preparados para realizar el procedimiento de injerto capilar, tratar el shockloss y hacer que tu cabello crezca sano y fuerte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos

LLÁMANOS AHORA Y TE DAREMOS TODA LA INFORMACIÓN QUE NECESITAS

CONTACTA CON NOSOTROS AHORA!!